La seguridad de tu web afecta a su posicionamiento en los buscadores.Te mostramos cómo.

El posicionamiento SEO de una página web puede verse seriamente afectado si carece de una seguridad adecuada. Las estrategias de backlinking más elaboradas y la mejor selección de palabras clave terminarán resultando inútiles si Google considera que nuestra web es vulnerable, porque entonces la enterrará en el fondo de su lista de resultados. Estos son algunos de los principales aspectos en materia de ciberseguridad a los que debes prestar atención para prevenir este problema:

La importancia de la seguridad de sitio web

Los certificados SSL

Uno de los principales problemas de ciberseguridad que afectarán al SEO de nuestra web es su carencia de un certificado SSL actualizado. Los certificados SSL determinan si una página web cuenta con una encriptación adecuada para prevenir posibles filtraciones de sus datos y los de sus usuarios. Reconocerás fácilmente si una web cuenta con un certificado SSL al fijarte en el icono del candado que aparece junto a su dominio en la barra de direcciones de tu navegador. Google y otros buscadores penalizan muy severamente las webs que carecen de este certificado, de forma que es fundamental asegurarnos de que nuestro proveedor de alojamiento web lo mantenga siempre al día.

Las barreras frente a los ataques DDoS

Las webs están online las 24 horas del día, por lo que son vulnerables a los
ataques maliciosos. Uno de los ataques más comunes es el de denegación del servicio, más conocido como ataque DDoS. Un ataque DDoS hace que miles de equipos informáticos traten de acceder a nuestra web de forma simultánea y organizada, con lo que el servidor donde la tenemos alojada no será capaz de responder a tantas peticiones y, en consecuencia, la web se caerá. Los mejores servicios de alojamiento web cuentan con sistemas de protección en este aspecto, pero también puedes protegerla con plug-ins como Wordfence para tener un mayor grado de seguridad.

La encriptación de una VPN

Un recurso esencial para prevenir hackeos en tu web es trabajar en ella desde una VPN, que es un conjunto de servidores repartidos por todo el mundo que te permiten redirigir tu conexión de forma segura a través de ellos. Al utilizar una VPN, nuestra conexión permanece encriptada en todo momento, incluso si nos conectamos desde redes vulnerables como las de una cafetería o un aeropuerto. De esta forma, todos los datos que enviemos o recibamos a la hora de editar nuestra web –contraseñas, nombres de usuario, bases de datos – estarán a salvo. Además, una VPN nos permite elegir el país desde donde queremos redirigir nuestra conexión, lo que resulta extraordinariamente útil a la hora de localizar nuestras palabras clave.

El peligro de los hackeos

Las VPN son clave porque los hackeos pueden resultar devastadores para las plataformas web, no solo por su caída en el posicionamiento de los buscadores y los daños causados por el hackeo en sí, sino, sobre todo, por la pérdida de confianza que se produce a continuación por parte de sus clientes o sus usuarios habituales. Casos como el hackeo de Binance son especialmente llamativos por el volumen de dinero que es robado de sus cuentas –hasta cuarenta millones de dólares en el caso de esta famosa plataforma de criptodivisas–, pero son igualmente graves las filtraciones de los datos de cientos de millones de cuentas de usuario que han sufrido redes sociales como Facebook o Twitter, por citar dos de las más importantes.

¿Por qué los hackeos al posicionamiento en los
buscadores?

Los algoritmos de los buscadores están diseñados para dirigir a los usuarios
hacia las páginas web que se adecúan más a sus intereses en función de sus
búsquedas. Para esto, utilizan una serie de variables que pasan no solo por las que ya conocemos como los backlinks o los clics dentro de la página, sino también por variables de ciberseguridad que ya hemos mencionado como, por ejemplo, los certificados SSL. La ausencia o no de hackeos recientes en su historial es otra variable más que puede condicionar en gran medida al SEO de una web, y, a diferencia de los certificados SSL, puede ser editada manualmente por los administradores de Google.

Cómo prevenir los hackeos de tu web

Alojar la web en servidores de primera categoría, utilizar solo contraseñas robustas y trabajar en ella desde una conexión encriptada mediante una VPN son algunas de las medidas de ciberseguridad que ya hemos visto para prevenir posibles hackeos. Asimismo, si cuentas con una tienda online,
asegúrate de que las bases de datos con la información de tus clientes se
encuentran alojadas en equipos informáticos o en servidores completamente seguros, actualizados y protegidos por un firewall. Recuerda que una sola filtración puede dañar seriamente la reputación de tu empresa y su relevancia en internet.

Participando en fluyezcambios.bz 

Entradas relacionadas:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.